Experiencia

Memoria Visual fue establecida en enero de 2004. Estos diez años nos han obsequiado aciertos, desaciertos, y al mirarlos en retrospectiva, valiosos aprendizajes. Aqui listamos algunos de ellos.

Sky

Escaleras. Fotografía de Galo Naranjo

El desarrollo con éxito de un sitio web se da gracias a la intervención de varios ingredientes:

  • El concepto, el de mayor importancia, nace de la necesidad de dar solución a un problema o necesidad, no de uno o de la organización que uno representa, mas si de los clientes o usuarios de la organización; de forma que el sitio y sus servicios y contenidos serán pertinentes para ellos.
  • La tecnología, que es la suma de decisiones referentes al desarrollo del sitio; esto incluye escoger plataformas, funcionalidades, herramientas, proveedores, lenguajes de programación, modelos de desarrollo. Cuando estas decisiones son acertadas, cada desarrollo complementa al anterior; cuando no lo son se generan costos adicionales y se hace necesaria una mayor inversión en tiempo.
  • La planeación, no todo puede hacerse en la primera versión del sitio, pero si se tiene una idea clara de como será el sitio web —a nivel de contenido y funcionalidades— en el mediano y largo plazo, se pueden establecer prioridades y etapas de desarrollo que no entren en conflicto entre si y que permitan la adición de nuevos contenidos y servicios en el futuro.
  • La documentación, las reuniones de planeación, las entrevistas a los usuarios, las entregas de avances en el desarrollo, las sesiones en las que se presta atención a usuarios tipo haciendo uso de versiones beta de las aplicaciones en desarrollo. Este ejercicio de documentar el proceso, permitirá al ser analizado facilitar el proceso de decisiones sobre el rumbo y “tono” del desarrollo.
  • La interacción, aún así el proceso de diseño y desarrollo es externo a la organización, la conceptualización del sitio web (investigación, documentación, evaluación de prototipos) tiene lugar en la organización. Así, es importante establecer espacios y momentos en los que el equipo de desarrollo pueda interactuar con los actores de los proyectos y de esta forma buscar solución a las inquietudes que el proceso de desarrollo genera.
  • El seguimiento, una vez el sitio web desarrollado empiece a ser utilizado, se inicia una labor minuciosa de evaluación y ajustes, esto le permite a Memoria Visual prestar atención al nivel del detalle para identificar y hacer los ajustes que se consideren necesarios. Este seguimiento se realiza en dos momentos: primero en la evaluación minuciosa de la versión beta con usuarios finales; y segundo en la garantía del software desarrollado por espacio de seis meses calendario, tiempo en el que Memoria Visual da respuesta los casos de soporte generados por los usuarios del sitio web.
  • La comunicación, el ingrediente clave, presente en todas las etapas y recurrente en todos los procesos, que permite a los usuarios vencer los temores y la resistencia al cambio y entender al sitio web como una creación colectiva, como un producto “natural”, en el que se han tenido en cuenta sus inquietudes, y en el que se están esperando sus aportes.
  • El diseño, que entendemos como integrar todos los anteriores elementos, de forma que el sitio y su funcionalidad sean intuitivos y reconocidos por los usuarios y respondan al propósito de comunicar los mensajes y ofrecer los servicios que se desean.